martes, 27 de octubre de 2009

Detrás...


A veces la ilusión se esconde detrás de las cosas mas sencillas, mas pequeñas...
Solo hay que detenerse a mirar.

viernes, 23 de octubre de 2009

Llenando el vacío


Hay momentos en la vida que consiguen marcar un antes y un después. Son esos momentos en los que lo acontecido deja la vida patas arriba, con el alma vacía, con el aire enrarecido y sin fuerzas para salir del hoyo en el que te encuentras.
Son momentos en los que tu vida se convierte, de un minuto al siguiente, en una casa en ruinas y todo adquiere tonalidades grises.
Es entonces cuando toca sacar fuerzas de flaqueza y pensar que aunque no lo creas a tu lado hay quien está dispuesto/a a prestarte los cubos de pintura, las brochas, los piceles e incluso sus manos para volver a pintar la realidad de colores, para volver a pintar sonrisas, que siempre son gratis, aunque a veces parezcan un artículo de lujo.
Así que venga...toca levantarse, afrontar la realidad gris y pintarla de nuevo. Piensa que ahora juegas con la ventaja de todo lo aprendido, eso que se aprende mejor a base de errores, porque las personas aprendemos mejor de los malos ratos.
Y vuelve a valorar lo bueno, que seguro que lo hay...que sí, mira bien...seguro que en el rincón que menos esperas hay algo que te devuelve la sonrisa, esa que ahora parece haberse ido de vacaciones.
Haz tu lista de prioridades, de cosas buenas, ya verás que poco a poco ésta se va engordando. Y si quieres, hazte otra de las cosas malas, esas que ahora te tienen vacía el alma y de una en una ve afrontándolas y tachándolas de la lista.
Se puede...aquí tengo las brochas, la pintura, el cariño, las sonrisas, las risas a carcajadas epeciales para rellenar vacíos, te las presto.

jueves, 1 de octubre de 2009

FRÍO Y VACÍO


Cuentan que sintió vacÍo...
vacío por abandono, por nostalgia, por desilusión, por olvido.
Vacío que llenaba su alma de vacío,
sin que hallara la manera de desterrarlo.
Cuentan que sintió frío...
frío por ausencia, por soledad, por no encontrar nada cuando sí lo esperaba.
Frío que adormecía sus sentidos,
su percepción, su alegría y sus ganas de sonreir.
Cuentan que ahora anda en un cruce de caminos sin saber cual escoger,
solo quiere tener fuerzas para lograr espantar al vacío y al frío,
porque duelen demasiado y no la dejan respirar.
Sabe que ambos, tanto el frío como el vacío son malos compañeros de viaje,
sabe que no puede vivir sin calor en el alma, sin sonrisas, sin te quieros.
Está cansada..., sola y muerta de frío.
Y no quiere pensar mas, ya lo pensará mañana.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Saboreando cachitos...

Cuando cada ratito contigo se convierte en una delicia aderezada con besos, con palabras que recorren la pequeña distancia que nos separa y nos une, regalando a mis oidos el suave susurro de tus te quieros, de tus ganas y anhelos.

Cuando alargar la mano y tocar lo tantas veces deseado se vuelve una necesidad imperiosa y la sonrisa invade mis labios, el corazón se acelera y una repentina humedad derrite cada rincón de mi cuerpo...

Cuando eso pasa, desaparece el resto, el sol sale al instante para nosotros, escucho música...si, créeme, es el son de los latidos, esos que no se dejan aprisionar por normas. En esos cachitos de vida, de besos, de miradas, de te quieros...soy feliz.

Dime, se te ocurre algo mejor que eso?

sábado, 19 de septiembre de 2009

SI DE APRENDER SE TRATA...

Si de aprender se trata...quiero aprenderme bien los besos, para que no se olviden.

Quiero tomar lecciones de pasión y deseo, de cómo se inventan, reavivan y despiertan, para que nunca falten en mi despensa.

Si de aprender se trata, quiero todo lo sencillo, porque es mágico, quiero los sentimientos sinceros, no los miedos, las mentiras por partida doble, según interesa...mentir por mentir...para que?

Quiero aprender a fabricar ilusión y sonrisas, porque nunca hacen daño.

Quiero contemplar atardeceres mientras charlamos, ver amanecer con tus labios en mis labios y retener ese instante en la caja de mis buenos recuerdos, así cuando vengan los malos momentos...que siempre vienen y amenazan con matar los sueños, podré recordar que tambien tuvimos lo bueno, que algún día hubo un nosotros y que hay que seguir luchando por ello.

Quiero seguir escuchando te quiero, mientras el sonido de tu voz acaricia mi alma.

Y, no quiero rendirme ni desaparecer ni hundirme, quiero ser feliz , coleccionar sonrisas y dejarme abrazar por el viento.

Quiero vivir, incluso los sueños.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Sin palabras...solo pensamientos


Han pasado varias siestas desde aquella en que sus letras describían pasiones y besos.
Y no es que no quisiera ya los besos, no es que la pasión no entrara en sus planes, la ilusión, las sonrisas...es solo que a veces no entendía por qué no se conformaba con su realidad fácil, porque casi siempre lo era. No entendía por qué no conseguía olvidarse de esa aventura que supone vivir en el abismo de unas manos, dejando colgado su destino según soplara el viento.
Será que siempre se inclinó por el lado perdedor de las partidas, por eso le atrajeron tus derrotas, tus tristezas, tus silencios y los hizo un poco suyos. Tenía tantas ganas de cambiar tu realidad, lo justo para poder mejorarla, para poder dibujar sonrisas y colores en ella.
A ratos le parecia que todo era posible, que podía ser, pero ya no cree en nada de esto, ni en ella...
Aspira solo a poder mantener cierta dignidad y a que quienes le rodean puedan ser felices con ella, tal vez así, ella tambien consiga serlo un poco.
Ya no sabe que siente, cree que sus sentimientos van mas dirigidos a una idea que a una persona en concreto. Se creyó lo que quiso creer, lo que había soñado durante tiempo. Y no sabe si alguien tuvo la culpa de eso, puede que ella misma, qué mas da.

lunes, 10 de agosto de 2009

Globos para tí...


En los globos rojos guardaremos la pasión, el erotismo del que van cargadas nuestras miradas, los besos, estos últimos como si se tratara de caramelos...se te ocurre algo más? ( a mi sí, despues te lo cuento bajito al oido)
En los de color verde guardaré las ilusiones creadas día a día, compartidas contigo y por las que aún estoy dispuesta a luchar en esta locura a la que llaman amor.
En los globos azules voy a guardar, si te parece bien, la complicidad, la admiración que muchas veces siento por tí, la lectura compartida, la ternura, el cariño sin medida...y aún queda sitio para lo que tú decidas.
En los amarillos meteré todas las risas a carcajadas, las situaciones graciosas y a veces ridículas que nos ha tocado compartir, tipo Almodovar, las sonrisas, las miradas...
Para los de color morado he reservado los sueños, esos de los que no me quiero despertar salvo que sea para encontrarte a mi lado, para fundirnos en un abrazo, comernos a besos y querernos sin descanso.
Y no te preocupes si se explotan los globos, eso no es malo, es señal de que andan bastante llenos y que podremos llenar otros nuevos.

martes, 4 de agosto de 2009

Bebiéndote,...comiéndome...


En el silencio solo se escuchaba la respiración de él y el presentimiento de que se iba acercando cada vez más.
Ella se quedó quieta, las piernas le temblaban sin poder evitarlo, notó su respiración en la nuca, le sobrevino un escalofrío que se hizo aún mayor al sentir como una de sus manos ascendía por su cuello hasta que dos de sus dedos alcanzaron su boca para juguetear con su lengua.
Quiso girarse pero él se lo impidió sujetándola con la otra mano, aproximándola hasta su sexo, acercandose hasta apretar su miembro a las nalgas de ella.
Sitió calor, comenzó a pensar en lo que sucedería si alguien los descubría, recordó que estaban en un baño público, ella sabía que él la seguiría...y justo cuando se estaba lavando las manos fue cuando apareció...misterioso, callado, cercano a pesar de todo.
El riesgo a ser descubiertos hacía la escena aún mas excitante...
Él se había desabrochado el cinturón y los botones de su pantalón, mientra ella permanecía con la mini levantada, sus piernas se extendian, largas sobre los zapatos de tacón, color miel.
Apoyó sus manos en el lavabo, siguiendo los movimientos de él. Antes de darse cuenta sus piernas estaban separadas ofreciendo su sexo. Sintió cómo la penetraba con ansia, despacio y fuerte, con movimientos acertados en cada golpe...
No pudo resistir, tenía tantas ganas de él, que el orgasmo la sorprendió a los pocos minutos...
Despues, la hizo girarse y sentarse sobre un banquito que había en un lado...le pidió su lengua y no dudó en dársela, saboreó, chupó y recogió todo el jugo...casi de inmediato le besó, suave, ambos calmados...saciados.
Sonó la puerta, alguien entraba...y se despertó. Miró a su lado y sonrió, al tiempo que un suspiro salía de sus labios. Te quiero...he soñado contigo y te quiero. Que rico sueño!

jueves, 23 de julio de 2009

Con el corazón desnudo...


Empeñada en sonreir, aunque no siempre lo consiga.
Sacando los pies de estos zapatos que me hacen daño, aunque me parecieran bonitos y cómodos al principio.
Asomándome al mundo olvidado durante meses, desde mi pequeña coraza...
Intentando que mi cuento me haga ser feliz, que los demás lo sean...
Presintiendo que vendrán momentos de calma, de sonrisas y de bajón, porque las tristezas están ahí y sé que de nada sirve montarme una realidad de película de Walt Disney, para salir del paso...eso sería pan para hoy y hambre para mañana. Las cosas requieren su tiempo.
Por eso, aunque cueste mas, quiero dejar bien cerradas todas las cicatrices que me ponen difícil pasar a otro capítulo.
Sé que voy a poder escribir capítulos nuevos, no se pasar un día sin querer, sin soñar y sin ilusiones...son el combustible que me hace funcionar.
Mi corazón va a seguir desnudo...soy así y por mas lecciones que me quieran impartir, solo me voy a quedar lo bueno, pero siendo yo...no me voy a inventar de nuevo. Yo me doy de pleno, no me van las medias tintas. Y aunque al hacer las cuentas esta vez, me quedo en números rojos...no pienso ahorrar en sonrisas, ni en canciones, ni en escribir lo que siento, ni hacer lo que pienso...yo soy así.

martes, 21 de julio de 2009

ANCLADA EN LA ORILLA...



ANCLADA EN LA ORILLA DEL OLVIDO,

INTENTANDO NO QUEDARME A MIRAR EL DERRIBO,

ACEPTANDO UNA REALIDAD QUE DUELE HACIA AMBOS LADOS,

CONVENCIDA DE QUE MIS PREGUNTAS NO VAN A ENCONTRAR LAS RESPUESTAS.


PROCURANDO MANTENERME FIRME...

ASOMANDO MIS PIES AL AGUA,

ESPERANDO VOLVER A SABER NADAR AUNQUE VENGAN OLAS FUERTES.


NO SE SEGUIR...NO ME VOY A QUEDAR A CERRAR POR DERRIBO, COMO DICE LA CANCIÓN.

CONFÍO EN SACAR ALGÚN DÍA FUERZAS PARA CUIDAR LOS RECUERDOS, PARA QUEDARME LOS BUENOS.


YA NO PUEDO CUIDAR LOS BESOS...NO SE HACERLO.

PORQUE ME DA PENA PERDER LO QUE QUEDA,

POR LA COMPLICIDAD QUE UN DÍA HUBO,

PORQUE NO TE QUIERO VER OTRA VEZ A LA DEFENSIVA CONMIGO.

POR ESO...


miércoles, 15 de julio de 2009

DOS PALABRAS ESCAPARON DE LOS SUEÑOS...


Huyendo de mis tristezas, me dejé arrastrar por los sueños y soñé...,
soñé que el tiempo era nuestro aliado,
soñé tu sueño del otro día, "yo en una silla con mas gente, llegabas tú , me giraba y te besaba...".
Sonreí cuando me lo contabas, te sentí cercano.
Soñé con tus manos en mis piernas y escalando hacia lugares que ya hace tiempo que no considero prohibidos para tí.
Soñe con los besos robados, con los leones de antaño, con la miradas que erizan mi piel, tus miradas...
Soñé con tu oreja derecha, a la que le di un mordisco suavito...
Sentí un cosquilleó raro y agradable en el estómago al soñar esto, una sensación, vivida pero olvidada hace tiempo en el cajón de mis recuerdos, esos que guardo en silencio por temor a que se escapen.
Seguí soñando...y soñé que desayunabamos juntos y hasta yo, tomaba Cola-cao y es que lo que tú no consigas...
Soñé que paseabamos por tu barrio, con lo entrañable de tu voz mientras me explicabas cada rincón favorito, cada vivencia, cada aventura en el patio del colegio al que fuiste y lo ví desde tus ojos y lo que vi, conquistó mi alma, pues ella sabía que allí estaría con la tuya...aunque fuera en otra vida, en otro sueño.
Soñe que no te tenías que ir, que yo tampoco...y al despertar, dos palabras se quedaron como flotando, intentando pasar a la realidad, desde el mundo de los sueños...
...TE QUIERO.

martes, 7 de julio de 2009

Una tarde de verano...(3ªParte)


Despues de la ansiedad, los miedos, los nervios, el calor...ella se quedó dormida en sus brazos, mientras él la contemplaba, con la calma que se contagia al observar a alguien que duerme y más, si ese alguien era ella.
Él pensó en todo el tiempo que ya habían perdido y decidió que no estaba dispuesto a dejar escapar ni un minuto mas, ni una sonrisa, ni una ilusión.
Se dió cuenta de lo feliz que era en ese momento y que casi ninguna dificultad le parecía realmente difícil de afrontar si los dos estaban juntos. Entonces, la abrazó suavemente y se dejó vencer por el sueño con una abrumadora sensación de paz. Acababa de vivir un sueño y esperaba que no fuera el último.
Pasaron horas hasta que se despertaron, primero lo hizo ella, se quedó mirándolo, se restregó los ojos como si tuviera el convencimiento de que aún no se había despertado y él , realmente no estuviera a su lado, era solo producto de su imaginación...lo tocó y sí, estaba ahí. Acarició su cara con cuidado, muy callada, quería verlo dormir, estaba tranquilo.
Despues paseó su mano por el cuello de él, por su pecho y llegó hasta una de sus manos, esas manos que tanto le gustaban. Se despertó, con la mirada de un niño inocente, la besó y se quedaron , no se sabe cuanto tiempo abrazados, temiendo, tal vez, que aquel sueño terminara.
Ella lo vió levantarse, él se dirigió hacia el baño y comenzó a llenar la bañera, cuando estuvo llena, le dijo a ella que se bañaran juntos. Asi, le enjabonó el pelo, le froto la espalda, los pechos, las manos, los dedos uno a uno, al compás de los besos, unos cortos y traviesos, otros largos y apasionados. Continuó bajando por su abdomen, su sexo, sus nalgas, sus piernas, muy largas... Cuando terminó de enjabonarla la sentó de espaldas a él y le hizo un hueco entre su pecho y sus piernas, para que se acurrucara, al tiempo que la acariciaba. Ella pensó que el paraiso debía ser lo mas parecido a aquello.
Se dejó mecer por sus brazos, se dejó querer como nunca lo había hecho, se dejó cuidar por la persona a la que hasta entonces solo había creido poder cuidar ella...lo vió grande y cercano, tierno, seguro de sí mismo y se sintió protegida.
Cuando la tibieza del agua se hizo patente, ambos se levantaron, quitaron el tapón de la bañera y abrieron el agua de la ducha, entre besos, caricias que se fueron haciendo mas y mas cálidas, mas y mas impetuosas...él la colocó sobre su miembro erecto, apoyando los muslos de ella en sus caderas, sujetándola firmemente con las manos en sus nalgas, ella con sus manos en la pared de la ducha, hasta que los jadeos se hicieron uno, al tiempo que todo desaparecía ante sus ojos y solo quedaban ellos, convertidos en uno solo.
CONTINUARÁ...nunca se sabe
(No siempre "solo yo" soy yo...)

domingo, 28 de junio de 2009

Una tarde de verano...(2ªParte)

Regresó del país de los recuerdos y se encontró de nuevo con sus ojos...le preguntó a ella, ¿Qué piensas? y ella, sonriendo dijo..."en tus besos". Una sonrisa pícara se dibujó en la cara de él, dejando ver esos hoyitos que siempre se le formaban al sonreír y que a ella le encantaban. Se acercó un poco mas a ella y apoyó la palma de la mano en su pierna, acariciándola con suavidad, se quedaron en silencio, hablando solo con las miradas y la besó.



Se acercaba el momento de ir a ese lugar íntimo en el que tanto habían pensado, íntimo, acogedor, impersonal en su justa medida...con un futuro tan incierto, tampoco quería ella , que fuera un lugar que la condenara a vivir en los recuerdos.

Se subieron al coche de ella, pues era ella la que conocía el camino, mientras conducía , soltó una de las manos del volante para coger la de él, esas manos cálidas, tan anheladas...

Los dos sonreían, sin perder el miedo pero...con una sonrisa. Recordó algunos malos ratos y pensó en los que quizás quedaran por pasar, se paró a un lado y le miró...su mirada denotaba sorpresa. Le preguntó entonces si quería seguir adelante, si era eso lo que realmente quería...habían dudado tanto, lo habían postergado tanto y aplazado tantas veces, que ella había perdido la percepción de lo que él en realidad quería, incluso de lo que quería ella.

Se quedó extrañado, como si no entendiera la pregunta...entonces tomo la cara de ella entre sus manos, le acarició el pelo y diciéndole te quiero la besó y le dijo...estoy seguro, es a a quien quiero.

Llegaron , subieron besándose en el ascensor, todo empezaba a desaparecer a su alrededor...solo ellos dos, los besos, el amor.

Entraron en el apartamento, cerraron la puerta de golpe sin mirar nada mas, se dejaron vencer por la pasión que durante tanto tiempo habían contenido, su lengua, sus manos, las respiraciones , los latidos acelerados...no parecía que fuera fácil llegar hasta la cama.

Ella comenzó a desabrochar los botones de la camisa de él acariciando su pecho, mordisqueándolo...sintió, en el roce, la erección que previamente había visto reflejada en su cara. Había furía sana, rabia...pero buena, había ganas, tantas ganas...

Sintió que sus pies no tocaban el suelo sembrado de cada una de las prendas que se habían ido arrancando , literalmente...

Llegaron a la cama, ella intentó mantener cierta calma para poder saborear despacio algo tan deseado...bebió de sus labios, chupó sus dedos, su cuello ...dejó que su lengua explorara sin miedo, solo con deseo...soltando el alma, dejando que su boca bailara al compás de sus latidos.

Aún la excitó mas saber que él lo estaba y mucho. Siguió durante un rato recreandose en su miembro hasta que las manos de él la atrajeron de nuevo hasta sus labios, para jugar con su lengua.

Después fue él quien se dedicó con paciencia inusitada a provocar en ella un escalofrío detrás de otro, mordiendo sus pezones suavemente, con calma...paseando su lengua por ellos, despacio, al tiempo que sus dedos acariciaban su sexo.

Ella empezó a sentir que se desmayaba, que el corazón le estallaba. Aun así , el siguió su recorrido perfectamente marcado, bajando por su abdomen, haciendo un alto para besar su ombligo hasta llegar a lugares que había creido prohibidos...Hábilmente la lengua de él jugueteó con su sexo, primero mas suave, después un poco menos, mordiendo con cuidado, chupando, lamiendo...

Esta vez fue a ella a la que venció la impaciencia, y empezó a rogarle que parara, que la besara, que suiguiera...Él subió entonces por la senda de su vientre, los muslos de ella ligeramente separados, su miembro erecto...no hacia falta mas, o si...pero también lo tenían. Tenían tiempo, tenían sus vidas, tenían los te quieros...
Esa tarde la pasaron amandose, el uno en brazos del otro, mirándose, envueltos entre sábanas y pasión desenfrenada, porque al fin habían quitado el pie del freno, soltando el brazo...dejando que todo lo soñado sucediera.

CONTINUARÁ...?









viernes, 26 de junio de 2009

QUIERO QUERERTE...


SIGUE SOÑANDOME SI QUIERES,
DEJAME GUARDADA EN NUESTRO SITIO...
PIENSA EN MI, EN LOS BESOS QUE AUN NO TE DÍ,
EN EL CARIÑO, EN EL HOMBRO QUE SIEMPRE TE OFREZCO.
PIENSA EN MI PIEL QUE HA ESTADO TODO ESTE TIEMPO DISPUESTA Y QUE TAL VEZ NO ENTIENDA LA RAZÓN DE ESTA TARDANZA, QUE A VECES LOS MIEDOS SE CONFUNDEN CON DESGANA Y ÉSTA SE VUELVE CONTAGIOSA.
NO QUIERO QUE MIS SUEÑOS SE PIERDAN, NI MIS ILUSIONES.
ME GUSTARÍA SABER CUALES HAN SIDO MIS ERRORES...
HE SOÑADO TANTAS VECES CON PERDERME ENTRE TUS SÁBANAS Y QUE NO IMPORTE NADA...
QUIERO LOS BESOS, LAS CARICIAS, SENTIR QUE ESCUCHAS ...QUE OYES QUE TE QUIERO, ANTES DE QUE EL DESÁNIMO ME IMPIDA HACERLO.
YO NO MANDO EN LOS SENTIMIENTOS, PERO LOS MIOS HAY DÍAS QUE TIENEN LOS ZAPATOS GASTADOS, DE TANTO SUBIR Y BAJAR MONTAÑAS.
QUIERO QUERERTE...

martes, 23 de junio de 2009

Una tarde de verano...(1ªParte)

Era una tarde de verano, un sábado caluroso que hacía que el aire fuera difícil de respirar.
Había quedado con él en una cafetería que ambos conocían, con idea de ir juntos a otro lugar mas íntimo. Prefería que los dos llegaran a la vez, no sabía bien por qué...
Notó como una gota de sudor bajaba hábilmente por su costado, pensó que habían escogido mal día para algo tan esperado, tan temido, tan soñado...y ahora, que el momento se acercaba, el calor hacía estragos en ella.
Puso el climatizador del coche a mayor potencia, para compensar los grados del exterior, pero no sirvió de mucho, serían los nervios...

Al fin llegó, esta vez el había llegado antes, estaba tranquilo, justo lo que ella no esperaba, se lo había imaginado cientos de veces, como un flan...con ese aire de niño travieso y asustado que a veces dejaba asomar.
Agradeció que fuera él quien mantuviera la calma y guiara en los inicios sus pasos, así ...de su mano todo le parecía mas fácil, confiaba en él.

Vio como él la miró lentamente, de arriba a abajo, sintió como si los vaqueros cortitos y la camisa se hubiesen vuelto transparentes ante sus ojos. Un escalofrío recorrió su nuca y la hizo torcer el cuello ligeramente.
Con un gesto tímido, se llevó la mano al cuello , bajando despacio para llevársela después al bolsillo.

Sonó el móvil en aquel momento, lo apagó y él hizo exactamente lo mismo, después la cogió de la cintura para guiarla hasta la mesa en la que estaba sentado.

Se tomó un té helado, mientras él tomaba una copa, no sabría decir concretamente de que, solo que no llevaba rodaja de limón. Se encendió un cigarro y la conversación se inició al fin, con cosas triviales, como si temieran hablar de lo que realmente les apetecía.

Pensó en aquel momento, en cuanto tiempo mas haría falta para que la timidez no se adueñara de ambos, parecían dos críos de 13 ó 14 años. También sabía que esa timidez familiar, desaparecería como siempre, después del primer beso, ese beso impetuoso, profundo que él solía darle y a los que ya se había enganchado.

Recordó entonces el primer beso así, un día de compras, en mitad de las compras, al principio le chocó, creyó por un momento que no iba a poder respirar, pero si...si que pudo y el aire le supo aun mas bueno que el de antes del beso. Al poco se había acostumbrado a esos besos fuertes, ansiosos...y cuando estaba sola, los recordaba con una sonrisa al tiempo que la boca se le hacía agua.

CONTINUARÁ...

lunes, 22 de junio de 2009

Cachitos de vida contigo...


Te pienso,
te sueño...incluso cuando me sientes lejos,
cuando mis tristezas me acongojan el alma
y mis corazas se levantan sin reparo alguno ante mis propios ojos.
No puedo evitarlo, vida...
me gustaría sonreir siempre para ti,
estar feliz y contenta,
que mis ojos brillen al reflejo de los tuyos.
A veces sueño que lo consigo,
o tal vez es que lo consigo realmente, fugazmente...
menos es nada.
No dudes por un minuto,
aunque me sientas lejos, seria, rara...
que te quiero con toda mi alma,
que las corazas son solo para no dejar que me atraviese el daño,
ese que incansablemente me hace, nos hace todas las dificultades, todas las dudas, todos los miedos.
Ando ahí, estoy aquí siempre...solo que ahora ando vagando entre lo que me gustaría que pasara, lo que es posible y lo que no y sabes que...?
...tienes razón en lo de vencer los miedos aunque sean de uno en uno, y yo tambien quiero vencerlos contigo y si me dejas... disfrutar, aunque sea en pequeños cachitos de vida, de los ratos contigo.
Hoy voy a soñar tus besos, mañana tal vez nos los demos...

miércoles, 17 de junio de 2009

No te rindas..., yo no me rindo.


Hoy, cogí tu cara entre mis manos, con una ternura inmensa, esa que se me escapa de las manos para ir a tu encuentro.
Hoy, tu alma y la mia se fundieron en un abrazo de esos que quitan el aire, porque de todos modos yo sin ti no lo quiero...el aire.
Hoy, tu fragilidad se hizo evidente ante mis ojos, te vi niño, te vi débil, te vi grande, te vi fuerte...despues, nos comimos a besos.
Ya se que es complicado, ya se que a veces no puedes con todo , que la realidad se te hace muy grande , como cuando miras al mar de frente y sientes que la siguiente ola, probablemente te arrastre...No temas, yo aprendo rápido a nadar en estos mares y se que tu ya sabes, aunque no lo creas, aunque la desconfianza en tus propias fuerzas , te venza.
Pero vida, mi vida...has de saber que cada dificultad, aunque al principio me canse, al poco me va haciendo fuerte y me va dejando mas claro lo que quiero.
Ojalá todo fuera fácil, todo risas, todo besos sin tener que buscar el momento...pero esta carrera de obstáculos que a ratos amenaza con cansarnos, no puede , de momento, mas que nosotros.
Ahí estamos, como buenos cabezotas, con las dudas, con los miedos, con las culpas...ahí seguimos, afianzando nuestros besos, guardando como tesoros los abrazos y nuestros te quieros muy, muy currados.
No te rindas, cielo...yo no voy a rendirme, quiero quererte y cuidarte, quiero que tus ilusiones sigan paseando entre los besos.
No quiero que te sientas solo, porque si yo estoy no voy a consentirlo.
Asi que cuando quieras ven, dame tu mano y paseamos juntos, de tus sueños a los mios, sorteando y afrotando realidades que se nos antojan, cuando menos crueles y cargadas de normas soeces.
No tengas miedo y si lo tienes, no pasa nada...entre los dos los vamos venciendo.

martes, 9 de junio de 2009

´Como en un sueño...

Al salir del cine, tomó justo la dirección contraria a la de su casa...necesitaba pasear y pensar en todas las veces que había querido ir al cine con él.
Pasó por su cabeza todo lo que había querido compartir, las tristezas, las ilusiones, las sonrisas, los colores con los que pintar la vida, su libertad para salir corriendo de la mano y soñar.
Pensó en el primer beso, en cómo no fue capaz de evitarlo, en sus manos cálidas, en su mirada triste y a ratos pícara.
Recordó su ternura, sus abrazos apretados, sus besos bruscos, impetuosos...su lengua, que la dejó enganchada.
Sintió que el tiempo, las normas, la distancia, el olvido, las dudas , los miedos, las culpas, se habían convertido en enemigos del amor, del deseo, de los besos.
Se dió cuenta entonces de que estaba empezando a perder su capacidad para razonar, para dejar cada cosa en su sitio porque...que mas da donde vaya cada cosa si ninguna importa ya.
La invadieron unas tremendas ganas de dormir, solo dormir y no pensar, solo soñar ...porque en los sueños nadie manda , nadie podría decidir su destino y menos aun imponerle un destino que no quería por mucho que fuera el correcto, el adecuado, el perfecto destino.

¿Por qué tenia que renunciar a los sueños? ¿Quién se lo iba a agradecer al final de sus días? ¿Cómo se iba a olvidar de los besos, de los te quieros? ¿Cómo se puede secar el mar? ¿Cómo se puede apagar el sol? ¿Cómo se puede se puede negar el amor?

De repente...se despertó. Sintió su olor, temió que se tratara solo de una ilusión, que su propio deseo la había traicionado devolviendo a su mente el recuerdo del aroma que su piel desprendía.
En la mesa, un libro...La vieja sirena de Jose Luis Sampedro, debajo de este, dejando sobresalir una esquina, Los hombres que no amaban a las mujeres de un tal Stieg Larsson y su reloj que marcaba las siete y cuarto.
Se giró, estaba allí...Descubrió entonces que había estado soñando, que hacía tiempo que habían conseguido realizar sus sueños, que si...que lo pasaron mal, que fue duro, que hubo daño, pero que el daño era aun mayor si no los cumplían, era peor vivir una mentira.

Entonces, sus ojos buscaron los de él y sin dejar de sonreir, le besó y en el silencio de la habitación, en la locura que muchos ratos albergaban esas sábanas, se rindieron una vez más a la rotundidad de los sentimientos, que no entienden de razones, de normas...solo de amores.

Era domingo, el sol entraba a raudales por la ventana...no trabajaban ninguno de los dos, asi que con un te quiero en los labios y con la certeza de que no hay nada imposible, se volvieron a dormir uno en brazos del otro, al calor de los besos.

lunes, 25 de mayo de 2009

LOCURA...

Solos...Tu mano en mi mano,

miradas, que no precisan palabras,

me acerco, te acercas...

tu boca en mi boca, los labios, tu lengua.

Un cuello sabroso...el tuyo, el mio?


Mordiscos suaves..., te chupo, susurro deseos en tu oido.

Percibiendo estados de esos que los dos sabemos, superando telas, asomando dedos, deslizando lenguas sobre nuestra pieles.

Desaparece el resto, solos los dos, la pasión, los besos, el calor, la humedad de esos besos, la que está por llegar.

Y los miedos...? Quiero creer que se irán, que el deseo, la complicidad, el cariño...los arrancarán de cuajo.

Palabras de amor, algunas subidas de tono en el momento justo y provocadas por la propia excitación..., las que se dicen , las que se sienten, las que van en las miradas, en las caricias y en los gestos.


La complicidad...las cosquillas en el estomago cuando el comernos a besos es una realidad inminente.


¿quieres más?


No me importa si mi locura es esta. Qué felicidad esta de estar loco por querer, por besar, por gustarme, por gustar...porque te quiero y con esto, no juego. No quiero pasar un minuto sin decirte lo que siento.


No quiero que mis te quieros, mis besos, se los lleve el viento.




viernes, 22 de mayo de 2009

LA SIESTA

En el silencio de mi siesta, te recuerdo.
Te busco con mis manos desertoras de mi cuerpo´
con mi boca que se quiere ir de aventuras con la tuya.
Te pienso, te añoro, te deseo, te respiro y saboreo en mi recuerdo.
Y espero...Espero el momento perfecto, la sonrisa contigo, el comernos a besos.
Y ...Te quiero.

jueves, 14 de mayo de 2009

No me sueltes...


Ven, quédate tumbado aquí a mi lado, déjame trepar enganchada a los pliegues de tu ropa, negociando con botones, asomando mis dedos por entre ellos...mientras busco descubrir estados que ansío ver.
Déjame subir por tu ombligo camino del cuello hasta llegar a tu oido para susurrar un te quiero y lamerte despues.
Coge mi cintura entre tus manos, apriétame sin miedo, con fuerza, con ternura... Cúbreme con tus besos, con tus caricias, lléna mi alma con el calor de la tuya hasta estallar de placer y fundirnos en un mismo jadeo.
Vuelveme pequeñita entre tus manos, en la locura de tanto sentimiento.
Despues...deja que me duerma a tu lado mientras besas mi cuello y me cuentas tus sueños.
Y no me sueltes...

miércoles, 13 de mayo de 2009

Antes de conocerte ya te echaba de menos...



Me gusta cuando me miras y la forma en que lo haces, me gusta la pasión con la que besas, tus manos, tu no saber donde meterlas.

Me gusta tu afán por agradar a los que te rodean, tu forma de ver muchas cosas, tus puntos de vista, que aunque a veces no coinciden con los mios, me hacen pensar y valorar otras opciones.

Me gusta escucharte, me gusta cuando ríes, cuando me abrazas, cuando caminas a mi lado.


Me gusta hacer planes contigo, sin poner muros de contención...sin dejar tanto en el aire.


Me gustan tantas cosas, que las que no, se quedan en un segundo plano, en el cajón del olvido.
Y quiero ser feliz con esto que tengo y siento, porque cuando no estás te echo mucho de menos.
Te quiero




martes, 12 de mayo de 2009

Soltando el alma...


Soltando mi alma, para dejarla libre y que vaya a mecerse en los brazos de la luna con la tuya.
Dejando a mis manos inventar caricias a lo largo de esa piel que tanto anhelan.
Alentando a mi boca para que se derrita en besos al unirse a tu boca...recorriendo tu cuerpo.
Anudando ilusiones que quisieron volver en rotunda negativa ante la obligación que les imponía el olvido.
Devolviendole las alas a mi corazón, para que aun en contra de la razón siga su destino, sin sentirse frágil, si no con la fuerza que le confiere todo el cariño que le gustaría dar.
Derramando pasiones contenidas hace tiempo, deseos cumplidos y por cumplir...
Haciendo que los sueños no sean imposibles, porque todo se hace posible si te siento cerca.
Todo parece fácil mientras me pierdo en tu cuerpo, el mundo se para, nos mira y nos pasa de largo, para que sigamos comiendonos a besos, dibujando sonrisas, escribiendo nuestros sueños, nuestros miedos, sintiendo tus manos, mis manos, los besos desde el asiento de la última fila y susurrando te quiero.
Y no, no quiero dejar de sentir lo que siento.

lunes, 11 de mayo de 2009

En las noches...


En las noches en que cuesta conciliar el sueño, mi alma se empeña en salir a tu encuentro y como siempre, mi cuerpo se le une en el intento.
Los recuerdos de los besos, los te quieros acuden a mi mente y un suspiro largo, de esos que llenan el pecho , me sobreviene y te pienso, te busco a mi lado en actitud impaciente...esperando encontrarte.
Entonces, alargo mi mano, se posa en tu pecho, me siento tranquila, feliz...Se que te quiero.
Despues...todo fue un sueño...?
No, despues...nos comemos a besos.
Te quiero

miércoles, 6 de mayo de 2009

Sentir nada mas...


Sentir nada mas, sin mas vueltas...dejarse llevar hasta donde se quiera ir, sin mas frenos, ni límites a la realidad aunque esta parezca un sueño.
Sentir los besos en el cuello, los te quieros en el oido, las manos recorriendo centímetro a centímetro la piel de ambos, los escalofríos, las cosquillas en el estómago...esa sensación de mareo cuando el deseo supera todas las espectativas.
Cuando los sentimientos no entienden de razones.
Queriendote...
Deseando que tus manos dibujen mi cuerpo a la vez que mi sonrisa.

sábado, 2 de mayo de 2009

Perdida en los sueños...


Perdida entre tus sueños y los mios...no se donde estoy, ni donde voy...no me reconozco la mayor parte del tiempo.
Las ilusiones...? No las encuentro, ni a mi, ni mi seguridad en mi misma, ni mis valores, solo tengo dudas, de mi, de ti, de tus palabras, de tus besos, de lo que quiero, de lo que quieres, de lo que siento...y duele.
No quiero perder lo nuestro, pero no me gusta en lo que me estoy convirtiendo, forzando maquinas que no debo forzar, engañando a mi alma.
Tengo que resolver mis dudas, tengo que saber que quiero, porque por primera vez tengo miedo de quedarme colgando en tus manos, porque no me creo lo nuestro o solo me lo creo a ratos.
Después...suena un móvil y todo el sueño se rompe sin ni siquiera un adios o un beso y no se cual es mi hueco en tu corazón.
No puedo poner tanto en juego...mi alma, mi amor, mi vida, mis besos.
No puedo sola con todo el peso de lo nuestro, pensando que no se si me hablas en serio.
Necesito volver a ser yo, controlar mis pasos y que duela menos.
Te quiero

miércoles, 15 de abril de 2009

Quitando la paja de este cuento...


Sentir que la piel se eriza al contacto con la tuya, incluso solo al imaginarlo.

Dejar que la locura de los besos nos envuelva el alma y que se pare el tiempo, que desaparezca lo que hasta entonces solo era un paisaje cotidiano y nos deje seguir cumpliendo los sueños.

Pensar que desde ti, la vida es otra, que trajiste la sorisa y la ilusión a mis días, cuando pensaba que no sería posible.

Que a veces nos toca pasar algun mal rato, amén de "pajas mentales", de uno, de otro o de ambos. Que a la postre van servir para afianzar nuestros pasos, si es posible, el uno al lado del otro.

Ya no quiero hacer planes, no quiero pensar tanto...quiero sentir, con fuerza, con pasión y de pleno, nada de medias tintas. Quiero ir a por todo aunque sea a tientas y perder los miedos.

Quiero ser yo misma y sentir lo que siento, porque...¿quien ha dicho que no deba querer el cielo? Ese cielo que toco con mis manos cuando te tengo a mi lado.

Quiero creerme que se supera todo, los muros, las barreras, la tela de mi camisa, tu cinturón, las dudas, las vergüenzas, los problemas de espacio, los relojes enemigos de lo nuestro...Los fracasos vividos, las nostalgias, las culpas...

Quiero quitar toda la paja de este cuento y en su lugar poner solo besos, solo "te quieros", tus manos, mis manos, lo nuestro...Te vale con eso?

jueves, 26 de marzo de 2009

El lugar...




Aquella tarde comenzó a recordar la vez en que llamaron a su puerta, era un empleado de mensajería urgente que traía una caja a su nombre, sin remitente...Ella, firmó el recibo y cerró la puerta con la caja en sus manos...Era una caja rectangular y grande. La abrió con curiosidad impaciente, no tenía ni idea de quién podia haberle enviado ese paquete.

En el interior habia un vestido negro,con cuello Mao...que le recordó al de la película de Una Proposición Indecente, era un vestido ajustado, de seda negra...Siempre le había llamado la atención,lo sexis que resultaban los cuellos Mao, precisamente por la carencia de escote, su sensualidad se debía mas a lo que no se mostraba ,que a lo que si.


En la misma caja había unas medias finas de liga, también en color negro, con su correspondiente liguero ,un sujetador de encaje con escote en balconera y un tanga a juego con lo anterior.


Junto al vestido había otra caja mas pequeña en cuyo interior encontró unos zapatos de tacón de aguja tambien acordes con el vestido.


Habia una nota en la que decia escuétamente..."Póntelo, nos vemos a las ocho en el lugar que solo tu y yo sabemos"

Su corazón dió un vuelco y comenzó a latir mas rápido, eran las cinco de la tarde, aun quedaban tres horas para ese encuentro, iría...claro, ademas él lo sabía...
Hacía tiempo que se conocían, habían entablado amistad pero entre unas cosas y otras, cada día esa amistad iba dando paso a gestos, detalles que si bien en un principio pasaban desapercibidos para ella, despues se hicieron algo necesario y fue esa necesidad la que le hizo valorar la posibillidad de que algo mas pasaba, algo mas que simple amistad.

Pensó en lo largas que se le harían esas horas hasta las ocho, debía centrarse, de repente parecía como si la mujer que había en ella solo se pudiera intuir, porque había casi desaparecido y dejado en su lugar a una niña de 15 años en el cuerpo de una de treinta y tantos.
Se paseó de un lado a otro de la habitación, pensó que lo mejor que podía hacer para relajarse era darse un baño y así lo hizo, llenó su bañera de agua templada y sales y se sumergío en su suave calma...
¿Por qué estaba tan nerviosa, ya se conocían, pero aun así, tenía la sensación de acudir a un examen, no sabía si estaría a la altura de la situación, de las expectativas de él, de sus deseos...
Pasó un buen rato en la bañera, tanto que el agua se había quedado casi fría, se secó y se colocó el albornoz para tumbarse en el sofá a escuchar musica mientras pasaban los minutos que lo separaban de él...¡Qué ganas de verle...,de besarle, de despertar su deseo hasta limites insospechados...! Aquellos en los que ella sentia el suyo, un deseo casi enfermizo...,voraz.
Sonaba la música que a ella mas le gustaba, cada letra, cada nota la trasladaban a momentos vividos, soñados, anhelados...siempre con él.
Al fin comenzó a vestirse, primero la ropa interior, las medias, todo perfecto, la talla correcta...se maquilló de manera suave,dejando todo el protagonismo a sus labios, que pintó de color carmín...Se recogió el pelo en un moño ligero ,que dejaba que algunos de los cabellos se escaparan de la prisión del coletero y por último se puso el vestido...abrochó los botones uno a uno,pensando en el momento en que él los desabrochara...Soñaba despierta y no podía parar de hacerlo.
Se ajustó su gabardina y se subío al taxi que la esperaba en la puerta...los dedos le temblaba...y las rodillas.
De repente se descubrió a si misma mordiendose los labios por la incertidumbre, por ese no saber que sería lo siguiente o quizá por haber imaginado demasiado acerca de lo que pasaría a partir de ese momento.
Ya solo faltaban un par de semáforos y estaría ante él...
Continuará...








El lugar...(2ªParte)

Llegó hasta el punto de encuentro, era un edificio antiguo que si bien antes estaba a las afueras, con el paso de los años se había quedado enclaustrado en mitad de una zona industrial, había sido reformado a trozos, en función de las necesidades de los propietarios e inquilinos, pero conservaba el encanto de los lugares de antaño, como si conservara la memoría de los que antes vivieron allí; pagó el taxi y se bajó de él, apenas había gente, era de noche, la jornada laboral estaba ya mas que terminada, solo quedaban las almas del turno de noche. A lo lejos vió las luces de un coche de seguridad, haciendo la ronda.
Faltaban cinco minutos aun para las ocho, sacó la llave del bolso, él se la dió hace algún tiempo...abrió el portal, entró al ascensor y pulsó el botón para subir al último piso.
En el tiempo que tardó el ascensor, recordó la primera vez que estuvo allí, la llevó él tras semanas de pasiones contenidas, de deseos disimulados, que escapaban sin poderlos controlar, de luchas internas, de miedos , de culpas, sin saber muy bien como definir lo que les pasaba. La primera vez que traspasó aquella puerta tardó en poder ver donde estaba, todo fue como una explosión sin límite, no les dió tiempo a quitarse la ropa, él la cogió en brazos como con rabia y deseo, cerró la puerta de un golpe, la pared se convirtió en punto de apoyo para su espalda y en pocos minutos habían empezado a saciar todo aquel acumulo de sentimientos.
Después, con mas calma pudo contemplar el encanto de aquel lugar, un lugar tranquilo,sin mas pared que la del baño, todo diáfano, algo parecido a lo que ahora llaman un loft, con una cocina separada del salón por una barra, muchos libros, repartidos por todos los rincones,algunas películas en formato DVD,muchas de ellas antiguas, El Padrino, Ciudadano Kane, Casa Blanca, Los Puentes de Madison, El último tango en Paris...entre otras. Música agradable, en frances...Edith Piaf, era la que sonaba.
En la pared, algunos grabados y acuarelas.
Al fondo, una amplia terraza con suelo de madera, muchas plantas, que a el le gustaba cuidar,porque decía que le relajaba y le hacía olvidar lo olvidable.
La cama se encontraba a distinta altura del resto de la estancia...hasta donde se llegaba por una escalera de caracol metálica que parecía diseñada por Eiffel, junto a la cabecera de la cama, un libro...Cien Años de Soledad, de Gabriel García Marquez.
El resto de la decoración era sóbria, callada y a la vez cálida...era como entrar en él. En la profundidad de su alma, era él sin las corazas, sin los gestos aprendidos..porque "es lo que se debe hacer", era su libertad, era él, sin mas adornos...sus libros, sus plantas, su música...Se preguntó si quería entrar en su mundo y si él querría que ella entrara.

La puerta del ascensor se abrió, en su pensamiento... la idea de que si, ...si quería entrar en su mundo, quería ser parte de él, sin forzar nada, solo en complicidad con él.

Solo tuvo que dar un vuelta de llave para abrir la cerradura, eso quería decir, que como era habitual en él, se había adelantado, la puntualidad era una de sus muchas virtudes...Abrió, todo estaba oscuro, la luna se reflejaba en los objetos concediendo al lugar un aspecto sensual y misterioso. Recordó entonces lo que llevaba puesto, comenzó a desabrocharse la gabardina y la dejó sobre un diván que había cerca de la entrada. No se oía nada, tan solo el viento y el golpeteo en la cristalera de las ramas de un arbusto que había en la terraza.

Siguió caminando despacio, era curioso lo nerviosa que estaba, a pesar de no ser la primera vez que se veían. En ese momento comenzó a sonar la música...era un tango, "Por una cabeza", el que sonó en la película Esencia de Mujer, de Al Pacino.

Sintió entonces su olor y cómo sus manos la sujetaban por la cintura desde su espalda. No podía verlo, solo sentirlo, olerlo...el apoyó uno de sus dedos en sus labios indicando que permaneciera callada, ella asintió con suavidad, mientras un escalofrío recorría su espalda.
Se quedó quieta, muy quieta, en tanto él deslizó un pañuelo de seda sobre sus ojos atándolo después, impidiendo que pudiera ver...Sintió calor y frío a la vez, sintió una leve humedad al notar como el cuerpo de él se apretaba contra el de ella, sin dejarla girarse.

Su respiración se hizo mas rápida, su corazón empezó a acelerarse, no sabía, solo intuía y aun así , no tenía certeza de qué sería lo siguiente.

Coninuará...

El lugar...(tercera parte)


Alzó sus brazos en un intento por alcanzarlo a él y así poder acariciarle el pelo, la cara, el cuello con las yemas de sus dedos, en tanto él deslizaba su mano desde sus muslos en dirección ascendente, dejando ver el encaje de sus medias al arrugar el vestido.

Sintió como su mano se acercaba despacio a su sexo, sintió que la respiración se le entrecortaba, volviendose mas y mas dificultosa, los suspiros cada vez mas largos...Notó la dureza de su miembro en erección, pungnando por salir de sus ropas.

Él comenzó a acariciar con la rudeza justa, sus pechos, por encima del vestido con cuello Mao.

Ella seguía con el pañuelo en los ojos y sin poder ver nada, lo cual hacia que la escena aun le pareciera mas cargada de erotismo.

Una oleada de deseo llenó todo su cuerpo, haciendola facilmente moldeable en las manos de él.

Sintió que él la guiaba dos o tres pasos hacia delante hasta encontrar un obstáculo en el que poder apoyarla...Escuchó entonces el ruido de su cinturón al desabrocharlo, la cremallera de su pantalón, eran unos vaqueros, por el tacto. Levantó un poco su vestido, separó sus piernas, con suavidad, pero sin darle tiempo a reaccion alguna y sin mediar palabra ,solo con la música de fondo y el sonido de sus jadeos, la tomó desde atrás...

Las palmas de las manos de ella, apoyadas en la pared, para mantener el equilibrio frente a las embestidas de él. Sus manos acariciando los muslos de ella, atrayendola hacia él, siguiendo el ritmo de su pasión.

Sentía que ya no controlaba nada mas, daba igual el pañuelo en los ojos, en su mente, solo la imagen de ellos dos, un deseo irrefrenable de que aquel instante no terminara nunca, la sensación de haber subido al cielo de la mano de él, la percepción del deseo compartido y contenido estallando al mismo tiempo.



Continuará...o no, nunca se sabe.

lunes, 23 de marzo de 2009

Sentimientos encontrados...



Miedos...


Miedo a defraudarte, a que me defraudes...

Miedo a salir dañados, a dañar a alguien, a no poder evitarlo...

Miedo a no ocupar en tu escala de prioridades el mismo lugar que tu ocupas en la mia.

Miedo a esforzarme mas de lo debido, a esperar mas de lo que voy a recibir, a no dar yo lo que esperan de mi.

Miedo a que me mientas, a que nos tomemos esto a la ligera y sin medir consecuencias...

Miedo a perder la ilusión y la sonrisa, a olvidarme de los besos...

Miedo a que no sepamos cuidar lo nuestro, a desvirtuarlo...porque no se si mi alma saldría adelante despues de eso.


Ilusiones...


Ilusión por comernos a besos, por la complicidad que tanto me gusta tener contigo, por sonreir al recordar momentos contigo, por saber lo que piensas y que piensas en mi, por quererte, por tenernos, por gustarte, por cuidarte y que cuidemos lo nuestro, por buscar el hueco para nosotros, por intentar recorrer kilómetros de vida juntos si estamos a gusto, por ponerte, por sentir el calor de tus manos en mi cuerpo y el de tus palabras en mi alma.
Quiero saciar la locura de vivir lo nuestro mas allá del rincón de los sueños, quiero sentirte cerca, quiero sentir que es cierto.







miércoles, 18 de marzo de 2009

Poniendo y quitando límites...

No le pongas límite a tus manos cuando recorran mi cuerpo, ni a tu boca, ni a tus labios cuando nos comamos a besos.

Ponle límite a la distancia entre tu cuerpo y el mio, para que nunca sea mayor de cero, para que al hacer las cuentas la pasión se desborde llegando al infinito.

No pongamos límites a la imaginación, ni a los sueños...deja que mis manos negocien con tus botones, para ganar la partida.

Límita los miedos, las dudas, las tristezas...la desesperanza, las presiones por cosas al final vacias. Y si no lo consigues, lo hacemos a medias.

Dale carta libre a las risas, los gemidos de placer, los deseos prohibidos y permitidos, la ilusión, los detalles tontos pero que te hacen feliz.

Ciérrale la puerta a la nostalgia, a la culpa...

Cógeme de la mano, sube por mi cintura y vámonos corriendo a vivir los deseos.


viernes, 13 de marzo de 2009

Compartiendo tesoros

Desde el rincón de los sueños, donde no existen las normas, donde todo se hace posible...Traigo un montón de ilusiones, un montón de pasiones, caricias y besos.

Los llevo guardados en una mochila a la que muchos llaman alma. Y ahí están calentitos, bien cuidados...como las cosas frágiles.

De vez en cuando, en los días en que no hay sol, nos visitan la tristeza y la nostalgia, la inseguridad, la rutina, las dudas y el miedo...y es entonces, cuando una sonrisa, una simple mirada, dos palabras acertadas y a tiempo, el olor de unas manos y el sabor de los besos...las espantan sin reparo.

Quiero compartir los tesoros que guardo en mi mochila contigo, quiero espantar las tristezas cogida de tu mano...quiero volverme cercana aun cuando en los días grises me sientas lejos.

Quiero seguir, mi vida...cuidando lo nuestro y comiendote a besos (aunque suene pesado,eso es lo que quiero).

miércoles, 11 de marzo de 2009

De bombones y besos...


Cada beso, cada sueño, cada imagen que me viene a la cabeza en la que mis manos o mi lengua recorren tu cuerpo, son como bombones que con dulzura impaciente se derriten en mi boca, provocando un escandaloso vaivén de placeres, que se mezclan, se cruzan, que me envuelven...
Y no me cansa, no me aburre...si no que lejos de hastiarme , mi corazón, mi alma, mi cuerpo...me piden al mismo tiempo, un poquito mas...Un poquito mas del sabor dulce y sabroso de tus besos, un puñadito mas de caricias, un huequecito en tu camisa por el que deslizar mis dedos con soltura aprendida.
Quiero sentir el delicioso sabor de esos bombones que habitan en tus besos, en cada centímetro de tu cuerpo, en tus manos, en tus miradas, en tus palabras al oido...bajo tus ropas.
Besos con insanciable dulzura.