jueves, 26 de marzo de 2009

El lugar...




Aquella tarde comenzó a recordar la vez en que llamaron a su puerta, era un empleado de mensajería urgente que traía una caja a su nombre, sin remitente...Ella, firmó el recibo y cerró la puerta con la caja en sus manos...Era una caja rectangular y grande. La abrió con curiosidad impaciente, no tenía ni idea de quién podia haberle enviado ese paquete.

En el interior habia un vestido negro,con cuello Mao...que le recordó al de la película de Una Proposición Indecente, era un vestido ajustado, de seda negra...Siempre le había llamado la atención,lo sexis que resultaban los cuellos Mao, precisamente por la carencia de escote, su sensualidad se debía mas a lo que no se mostraba ,que a lo que si.


En la misma caja había unas medias finas de liga, también en color negro, con su correspondiente liguero ,un sujetador de encaje con escote en balconera y un tanga a juego con lo anterior.


Junto al vestido había otra caja mas pequeña en cuyo interior encontró unos zapatos de tacón de aguja tambien acordes con el vestido.


Habia una nota en la que decia escuétamente..."Póntelo, nos vemos a las ocho en el lugar que solo tu y yo sabemos"

Su corazón dió un vuelco y comenzó a latir mas rápido, eran las cinco de la tarde, aun quedaban tres horas para ese encuentro, iría...claro, ademas él lo sabía...
Hacía tiempo que se conocían, habían entablado amistad pero entre unas cosas y otras, cada día esa amistad iba dando paso a gestos, detalles que si bien en un principio pasaban desapercibidos para ella, despues se hicieron algo necesario y fue esa necesidad la que le hizo valorar la posibillidad de que algo mas pasaba, algo mas que simple amistad.

Pensó en lo largas que se le harían esas horas hasta las ocho, debía centrarse, de repente parecía como si la mujer que había en ella solo se pudiera intuir, porque había casi desaparecido y dejado en su lugar a una niña de 15 años en el cuerpo de una de treinta y tantos.
Se paseó de un lado a otro de la habitación, pensó que lo mejor que podía hacer para relajarse era darse un baño y así lo hizo, llenó su bañera de agua templada y sales y se sumergío en su suave calma...
¿Por qué estaba tan nerviosa, ya se conocían, pero aun así, tenía la sensación de acudir a un examen, no sabía si estaría a la altura de la situación, de las expectativas de él, de sus deseos...
Pasó un buen rato en la bañera, tanto que el agua se había quedado casi fría, se secó y se colocó el albornoz para tumbarse en el sofá a escuchar musica mientras pasaban los minutos que lo separaban de él...¡Qué ganas de verle...,de besarle, de despertar su deseo hasta limites insospechados...! Aquellos en los que ella sentia el suyo, un deseo casi enfermizo...,voraz.
Sonaba la música que a ella mas le gustaba, cada letra, cada nota la trasladaban a momentos vividos, soñados, anhelados...siempre con él.
Al fin comenzó a vestirse, primero la ropa interior, las medias, todo perfecto, la talla correcta...se maquilló de manera suave,dejando todo el protagonismo a sus labios, que pintó de color carmín...Se recogió el pelo en un moño ligero ,que dejaba que algunos de los cabellos se escaparan de la prisión del coletero y por último se puso el vestido...abrochó los botones uno a uno,pensando en el momento en que él los desabrochara...Soñaba despierta y no podía parar de hacerlo.
Se ajustó su gabardina y se subío al taxi que la esperaba en la puerta...los dedos le temblaba...y las rodillas.
De repente se descubrió a si misma mordiendose los labios por la incertidumbre, por ese no saber que sería lo siguiente o quizá por haber imaginado demasiado acerca de lo que pasaría a partir de ese momento.
Ya solo faltaban un par de semáforos y estaría ante él...
Continuará...








6 comentarios:

Neogeminis dijo...

Bueno!...más que prometedor el relato!...veremos como sigue. Si hubiera sido yo al que recibía el regalo, creo que no me lo pondría! ajajaja...sentirían que me pretenden manipular y eso no me gusta, jejejej...pero hay gustos válidos para todo!


Un abrazo!

*leyre* dijo...

Me ha encantado....
seguire a ver como continua...

un beso

Solo yo dijo...

Son solo juegos eróticos,que si estan basados en el mutuo acuerdo y el respeto, no tienen nada de malo.

Besos

Pedro dijo...

La ilusión es lo que nos hace vivir. Yo añadiría:
“Emocionada, ilusionada, con mil mariposas revoloteando en su interior y haciendo de las suyas. Había decidido ir a verle ,y todo su ser estaba reaccionando, aunque...La cabeza pensaba algo y el corazón le llevaba la contraria. Para bien o para mal, le vería. Y para bien o para mal, se alegraría, sufriría, reiría o lloraría. En definitiva...viviría de nuevo. Merecía la pena un instante de felicidad aunque conllevara una eternidad de añoranza.”

P.D. Lo del escote “en balconera” me ha descolocado, me lo explique, compañera.

Leni dijo...

Lo sexi del vestido era que no tenia espalda..
Vamos¡¡ que faltaba tela¡jajajaj
Ella ya dió el primer paso.
El mas dificil.
Traspasó el cruce y el puente.
Y al otro lado..
Sigue..sigue..
muy bonitoooooo¡
beso y felíz fin de saemana

Solo yo dijo...

Pedro, un escote balconera,segun tengo entendido, es un tipo de escote recto que realza el pecho...no se como explicarte, la verdad.

Y Leni, el vestido al que me refería es al que le regala Robert Redford en la primera cita, no se si lo recuerdad, el que tu dices tambien era muy sexy, es el que se compra ella en el casino, no?