martes, 3 de marzo de 2009

El tiempo y la distancia


El tiempo y la distancia, caprichosos nos juegan malas pasadas...
Despues cuando te tengo cerca y las ganas de ti se escapan de mi razón y de mi control, el tiempo, como siempre ingrato y prepotente, se niega a detenerse.
Y en la prisa por quererte, por besarte, por tenerte...no me salen las palabras, los gestos se vuelven de una torpeza inusitada y difícil de entender.
Siento ser tan torpe para tantas cosas...La vida no traía libro de instrucciones y son muchas las veces que aprendemos de las equivocaciones.
Si pudiera pedir un deseo...como siempre, que se pare el tiempo cuando no estas lejos...y en ese momento, decirte cuanto te quiero y comernos a besos.
Gracias por las sonrisas y por el sol...y por la tiza.

3 comentarios:

SHEREZADE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SHEREZADE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ángeles Martín. dijo...

El Tiempo,es Cierto
No Apuñala con Sus Prisas
Entorpeciendo Nuestros Momentos
Y cuando se ha Marchado
Cuando ya está Lejos...
La Calma y Serenidad
Son Quienes Visten Nuestros Anhelos.
No sé si leerías mi comentario en tu entrada anterior
Me otrogaron un premio
Que Sinceramente,me queda Grande
Más a Ti,porque así lo Mereces
Desde mi blog,También te lo he concedido yo.
Besos Mil,una vez más
Desde Mi Siempre Eterna
Y Amada Oscuridad.