miércoles, 18 de marzo de 2009

Poniendo y quitando límites...

No le pongas límite a tus manos cuando recorran mi cuerpo, ni a tu boca, ni a tus labios cuando nos comamos a besos.

Ponle límite a la distancia entre tu cuerpo y el mio, para que nunca sea mayor de cero, para que al hacer las cuentas la pasión se desborde llegando al infinito.

No pongamos límites a la imaginación, ni a los sueños...deja que mis manos negocien con tus botones, para ganar la partida.

Límita los miedos, las dudas, las tristezas...la desesperanza, las presiones por cosas al final vacias. Y si no lo consigues, lo hacemos a medias.

Dale carta libre a las risas, los gemidos de placer, los deseos prohibidos y permitidos, la ilusión, los detalles tontos pero que te hacen feliz.

Ciérrale la puerta a la nostalgia, a la culpa...

Cógeme de la mano, sube por mi cintura y vámonos corriendo a vivir los deseos.


4 comentarios:

Lola dijo...

Es tan real y deseable, que me has dejado casi sin palabras, será que últimamente me pongo demasidos límites donde no debo y me doy muy poca carta blanca...
Sé muy feliz estos días.

Neogeminis dijo...

Por supuesto!...hay que darse sin medidas cuando se logra ese climax!...de otro modo, el hechizo se rompe, y no se merece vivirlo!


Un abrazo!

21 GRAMOS DE ALMA dijo...

que bello leni preciosa , entrega pura , nada de fingir , nada de guardar distancias , en el amor no puede haber limites , pero algunas personas si que ponen ciertas normas y cuando pasa eso dueleeee .en fin que seas feliz y querida sin limites mi niña , te lo deseo desde mis 21 gramos con todo mi cariño .y sigue deleitandonos con tus bellos poemas ...que podamos disfrutarlos . gracias .

Reysagrado dijo...

Sin límites, sin tabúes, a tope, sin pensar, sólo sintiendo y disfrutando. Así es, sí. Será un placer seguirte:)