jueves, 14 de mayo de 2009

No me sueltes...


Ven, quédate tumbado aquí a mi lado, déjame trepar enganchada a los pliegues de tu ropa, negociando con botones, asomando mis dedos por entre ellos...mientras busco descubrir estados que ansío ver.
Déjame subir por tu ombligo camino del cuello hasta llegar a tu oido para susurrar un te quiero y lamerte despues.
Coge mi cintura entre tus manos, apriétame sin miedo, con fuerza, con ternura... Cúbreme con tus besos, con tus caricias, lléna mi alma con el calor de la tuya hasta estallar de placer y fundirnos en un mismo jadeo.
Vuelveme pequeñita entre tus manos, en la locura de tanto sentimiento.
Despues...deja que me duerma a tu lado mientras besas mi cuello y me cuentas tus sueños.
Y no me sueltes...

5 comentarios:

Neogeminis dijo...

Como siempre, desborde de erotismo por todos los rincones! jejeje
Una maravillosa terapia!

un abrazo!

salvadorpliego dijo...

Atrapa, atrapa y atrapa... Muy bueno.

Mª JOSE. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

El amor sin deseo, el deseo sin amor. Pueden ir por separado, pero no es lo mismo. Caliente, caliente. Besotes.

Mimí dijo...

He leído varias de tus entradas y enganchan, están muy bien, sinceramente.
Desde los mares de Extremadura, un abrazo cálido