martes, 17 de febrero de 2009

La espera...

Que larga la espera cuando no sabes a que se debe y tu cabeza empieza a darle vueltas a los motivos y los haces mas grandes, te imaginas lo peor...te sientes tan mal que te cuesta que el aire entre con fluidez en tus pulmones, tu cuerpo parece dormido, tus piernas no responden y las rodillas te flaquean como queriendo dejarse vencer.
En el sitio donde estaba tu corazón se nota un vacío punzante que no te deja dormir,.
Intentas sonreir y no sale, aun así vuelves a intentarlo una y otra vez.
Lo de atrás empieza a parecerte un sueño y el presente una pesadilla de la que no consigues escapar.
Y el silencio...duele tanto.

3 comentarios:

ALMA dijo...

leerte me parece leerme, cuanta magia se puede escribir?
soy adicta a tus letras...

un beso...

ALMA

Irlanda dijo...

Te entiendo , me ha pasado y duele, duele mucho.
Un petonet amiga

Sinuhe dijo...

Es una situación que casi todos hemos experimentado alguna vez, realmente angustiosa, aunque con el paso de los años y las angustias pasadas, uno va poco a poco acostumbrandose a estas cosas. Ainss.... c´est la vie Pepa.


Smuacksssssss