domingo, 18 de enero de 2009

En cinco minutos...



En cinco minutos contigo, te comería a besos, me derramaría en tus manos, acariciaría tu pelo...mordería tu cuello, lamería tus dedos, degustaría cada centímetro de tu pecho, me perdería en rincones prohibidos. Dejaría paso a tu lengua, facilitaría el camino a tus manos, experimentaría en pasiones, ganaría en audacia recorriendo tu cuerpo con mis besos...

En cinco minutos contigo, quiero que te vuelvas loco, pero con remedio, quiero que tu deseo sea tanto que te cueste controlarlo, que en los ratos juntos quieras que se pare el tiempo, quiero sentirte cerca, quiero rozarte sin miedo, que desaparezca el resto, que solo se oigan nuestra respiración , nuestros besos, quiero calmarme en tu lecho, que me moldeen tus manos, mientras me derrite el deseo.

3 comentarios:

Neogeminis dijo...

El deseo no conoce de relojes. Para el que goza con el ser amado, una semana puede ser un segundo, o un minuto, una eternidad.

un abrazo!

ALMA dijo...

que buen despertar de cinco minutos....
no soy de tiempo, fue intenso pararme en el tuyo...
un beso...

ALMA

Leni dijo...

Cinco minutos sin tiempo.
Cinco minutos que se pueden quedar en tí
por siempre ..
Sensual e intenso.
Besos