miércoles, 26 de noviembre de 2008

Los zapatos rojos...(1ªParte)

Llegó con sus zapatos de tacón a juego con el rojo de sus uñas y el carmín de sus labios.No pasó desapercibida y lo sabía, era totalmente consciente de ello, entró en el local con paso firme,segura de sí y se sentó en una mesa que había al centro de la sala...Sonaba una agradable música en francés, la canción hablaba de la muchedumbre, esa muchedumbre que hace que dos personas que se quieren no puedan alcanzarse...Se dejó llevar por la música mientras el camarero le traía un Hendrick´s con Cola.
Se notaba cansada, había sido un día duro a pesar de ser viernes...sus piernas se resentían por el cansancio y justo ese día había decidido colocarse los tacones mas altos que tenía en casa...Pensó que así vería las cosas desde distinta perspectiva, aun se acordaba de él.
Comenzó a recordar la primera vez que se vieron...fue una noche de otoño, fría...ella había ido con unas amigas al cine como cada primer miércoles del mes...Habían visto una comedia romántica, de esas que te dejan el alma contenta y el cuerpo preparado para sentirte querida...Después del cine se fueron a tomar una copa y entre risas ,al levantar la mirada se encontró con la suya y fue curioso que solo con la primera mirada, sintió como mariposas en su estómago.Él sonrío,ella le respondió con otra sonrisa y ahí acabo todo...Unos días mas tarde, se lo volvió a encontrar por motivos de trabajo, él era el promotor de un ambicioso proyecto que iba a llevar a cabo la empresa en la que ella trabajaba, casualmente iban a trabajar hombro con hombro ...Fue entonces cuando se dió cuenta de que había pensado mal de él antes de conocerlo, había pensado que "el nuevo" era un trepa mas ,pero esta vez se trataba de un trepa muy atractivo y agradable en el trato.
Dos días mas tarde se quedaron a comer un par de bocatas y unas ensaladas, para sacar adelante el trabajo del día...
Ella sabía que cada vez sus defensas eran menores o ningunas, su cercanía, su olor...sus labios, su forma de hablar,no la dejaban concentrarse en el trabajo...pensaba incluso ,que quizá el se habría dado cuenta de ello..que mal!Entonces se ponía en su papel de profesional seria y responsable y procuraba centrar su atención solo en el proyecto.

Un par de semanas mas tarde, el gran jefe les pidió que le mostraran los avances, les faltaban algunos detalles para que esos avances estuvieran medio presentables, con lo que a él se le ocurrió la idea de quedar en su casa para matizar algunos aspectos del proyecto.Ella pensó que sería mejor que fueran a su casa,pues sabía que él andaba en plena mudanza y estarían mas cómodos en la suya.Quedaron en que pedirían la cena en un chino y que se verían sobre las ocho...

CONTINUARA...

3 comentarios:

sexwax dijo...

Preciosas esas sandalias preciosas. El relato promete y mucho, espero q tengo un final feliz como la pelicula q fue a ver ese primer dia. Un beso de Lolo

Mónica dijo...

Se ve prometedor! veremos cómo sigue!...la música, acompaña estupendamente jejeje
un gusto pasar por aquí.

la maranta vespertina dijo...

Hola Pepa. Un poco tarde me doy una vuelta por aquí. Esa música del Cockito me llega. Ahora mismo me pongo a seguir tus pasos. Si quieres, date una vuelta por la maranta vespertina. Bersos.