miércoles, 15 de septiembre de 2010

SOLTANDO LASTRE...


Cuando el obstáculo es demasiado grande para superarlo de frente...aprendí de los cangrejos que no se ha de retroceder, solo caminar de lado y rodearlo.

Y si aún así el obstáculo nos alcanza a nosotros, espero que podamos hacer como el cangrejo violinista de la foto...despojarnos de la pinza grande y liberarnos de lo que nos machaca.

Y cansados, aturdidos y con sensación de vacio, esperar a que crezca de nuevo y hasta el siguiente obstáculo.

Mientras tanto...viviremos

1 comentario:

MIS HISTORIAS dijo...

Siempre con valor y hacia delante. un saludo